Desescalada: el 4 de mayo abrirán los pequeños locales con cita previa y el día 11 el comercio minorista
29 abril, 2020
Las empresas podrán sacar de los Ertes a sus empleados poco a poco y “facilitar” reducciones de jornada
6 mayo, 2020
Show all

Hacienda aprueba un aplazamiento parcial del Impuesto de Sociedades hasta julio de 2021

Todas las empresas vascas tenían una cita a finales del mes de julio con Hacienda para liquidar el Impuesto de Sociedades y las diputaciones de Bizkaia y Gipuzkoa ya habían aprobado aplazamientos que, en algunos casos, permitían diferir el pago de este tributo hasta diciembre y septiembre, respectivamente. Este martes, el consejo de Gobierno de la Diputación vizcaína le ha dado otra vuelta de tuerca al asunto, para permitir que una parte de ese impuesto se difiera no unos meses sino un año completo, hasta julio de 2021. El objetivo es que quienes tuvieron beneficios en 2019, pero pueden entrar en pérdidas en 2020, encuentren en esta fórmula una medida de compensación y también un alivio a su maltrecha tesorería. La Diputación de Álava apuntó ayer que estudia un nuevo decreto foral de medidas fiscales, en el que pueden incluirse el Impuesto de Sociedades, que verá la luz en las próximas semanas.

En condiciones normales, el Impuesto de Sociedades permite una compensación de años de beneficios con ejercicios de pérdidas precedentes. Pero lo contrario, compensar beneficios con pérdidas -o previsión de pérdidas- en el futuro, no. La Hacienda de Bizkaia ha decidido darle la vuelta a este planteamiento, para colocar una ayuda más en el conjunto de medidas que pretenden aligerar los problemas de tesorería de las empresas en este momento.

El año 2019 fue, aparentemente, un ejercicio de ‘nivel medio’ -ni magnífico ni malo- en términos de beneficios empresariales, ya en la cresta de la ola de la expansión económica y con los primeros síntomas de desaceleración sobre la mesa. En ese contexto, las empresas deberían afrontar el pago de un Impuesto de Sociedades, también de ‘nivel medio’, el próximo mes de julio. En especial las pymes, que no realizan pago a cuenta de este tributo a lo largo del año. Pero hacer frente a un desembolso importante en un momento como el actual se pone cuesta arriba.

En síntesis, todas las empresas individuales -que no tributen en régimen de grupos consolidados- y que tampoco sean sociedades patrimoniales -meros instrumentos jurídicos para gestionar las posesiones-, podrán congelar el pago del 60% del Impuesto de Sociedades correspondiente a 2019.

¿Y qué sociedades podrán acogerse a la nueva medida? Aquellas que acrediten que han tenido un descenso de ingresos del 25% durante el primer semestre -comparado con el mismo periodo del año anterior- y que en este tiempo su beneficio ha caído, al menos, el 50%. Quienes se acojan a estos beneficios tampoco podrán repartir dividendos -la parte del beneficio que se destina a los propietarios de la empresa- ni este año ni el que viene.

Con ese 60% del Impuesto que no entregarán a Hacienda, pueden hacer varias cosas. La primera, guardarlo hasta que hagan la declaración del Impuesto de Sociedades de 2020 y compensarlo entonces. O sumarlo, en el caso de que acaben con beneficios este año gracias a la previsible recuperación de la economía en algunos sectores.

También podrán destinarlo a inversiones en activos fijos, a proyectos de investigación y desarrollo y, asimismo, a adquirir participaciones en empresas de nueva creación. Por último, se abre la puerta a compensar esa cantidad por la creación de nuevos puestos de trabajo fijos en la empresa.

Por otra parte, las Juntas Generales de Bizkaia ratificaron ayer el primer decreto foral en materia fiscal que aprobó la Diputación, el pasado 17 de marzo, nada más declararse el estado de alarma y que contenía un conjunto de aplazamientos de pago destinados a pymes y autónomos. Entre esas medidas figuraba la suspensión de los pagos fraccionados de los autónomos durante el primer semestre, así como el cambio de fecha en los pagos de IVA y retenciones de IRPF hasta el 1 de junio; junto a un aplazamiento de pago durante nueve meses sin intereses y con los tres primeros de carencia. Los representantes de EH Bildu y de Elkarrekin Podemos criticaron que se hayan aplazado también los ingresos procedentes del juego.

Fuente:EL Correo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Suscríbete a nuestro boletín de Noticias

Mantenenos tus datos en privados y solo los compartimos con los terceros que hacen posible este servicios. Lee nuestra política de privacidad.
Holler Box