Lanbide pide perdón y considera ampliar las ayudas a autónomos.
17 abril, 2020
España levantará el confinamiento el 11 de mayo de manera gradual
17 abril, 2020
Show all

Los ERTE por fuerza mayor se mantendrán tras el estado de alarma en determinados sectores

La normalidad tardará en recuperarse una vez que se levante el estado de alarma, lo que provocará que no todas las empresas puedan volver a la plena actividad cuando termine el confinamiento. De hecho, el Gobierno prevé que la reanudación en España se realice en dos tiempos: una primera fase que «abarcará los sectores productivos hasta el verano» y una segunda que «se extenderá hasta final de año» y comprenderá a los sectores más afectados por la crisis como el turismo o el ocio, donde la recuperación se espera que sea más lenta. Así lo avanzó la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una entrevista en TVE. «Vamos a llevar a cabo un proceso paulatino de reincorporación de sectores y obviamente vamos a ir trabajando en atención a esas necesidades», apuntó.

A la vista de un retraso en la vuelta a la normalidad, el Ejecutivo se abre ahora a alargar los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor, que gozan de una serie de beneficios para las compañías y los trabajadores, en determinados sectores, los más castigados por la crisis, como es claramente el turismo, en todas sus variantes (hostelería, restauración, ocio…). Así lo confirmó también la ministra, que accede así a una de las reivindicaciones que venían haciendo en las últimas semanas tanto las patronales como los sindicatos.

«Parece que hemos de continuar con los ERTE por fuerza mayor en estos sectores que sabemos ya que durante muchos meses van a continuar sin actividad», admitió la diputada gallega. Supone así un paso más allá de la «flexibilidad» con los ERTE que anunció hace un par de semanas, cuando reconoció que eran conscientes de que habría empresas que no podrían volver a la actividad un día después pero las emplazó a «renegociar» ese expediente y reconvertirlo en otro por causas económicas, algo que -apuntó- ya está establecido en la legislación actual.

El paro se cobrará el 3 de mayo

Otro de los temas que está generando controversia y al que se refirió la ministra es al cobro de la prestación por desempleo a los afectados por estos ERTE, ya que es un hecho que el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) está desbordado por la avalancha de expedientes y no puede tramitarlos todos a tiempo. En este sentido, Díaz pidió a los beneficiarios «tranqulidad» y les aseguró que «todos» van a cobrar esta ayuda e incluso antes de lo habitual. «Todos los ciudadanos van a cobrar sus prestación no en el día 10 como es lo habitual, sino que hemos adelantado una semana el pago y lo cobrarán al 3 de abril. Y en mayor haremos exactamente lo mismo», garantizó.

Sin embargo, pese a que los trabajadores del SEPE están trabajando a doble turno los siete días de la semana, son apenas 6.000 personas para gestionar y abonar los cerca de cuatro millones de prestaciones nuevas que se suman a los más de dos millones que ya había, por lo que es más que probable que no les dé tiempo a hacerlo antes de fin de mes.

La ministra agradeció a estos empleados su dedicación y precisó que ayer entraron en el SEPE 110.000 expedientes y reconocieron 101.000,mientras que el día anterior recibieron 125.000 y tramitaron 115.000. «Se están reconociendo a un ritmo como nunca en la historia de España», aseguró.

La ministra aseguró que están trabajando con los agentes sociales y las fuerzas políticas para que ese sector clave para la economía española como es el turismo «no quede desprotegido y no caiga», porque «la clave es que nadie quede atrás». En este sentido, apuntó que antes de la pandemia, había cinco millones de asalariados en el turismo (incluyendo aquí restauración, hostelería y comercio). «Esto es lo que tenemos que cuidar y proteger», admitió, asegurando que la ministra de Industria y Turismo, Reyes Maroto, está trabajando con el sector para lanzar «planes concretos».

Los beneficios actuales que tienen las empresas acogidas a un ERTE por fuerza mayor a causa del coronavirus son una exoneración del pago de cotizaciones a la Seguridad Social de entre el 75% y el 100% (dependiendo del tamaño), mientras que los trabajadores afectados no tienen que tener el periodo cotizado necesario para cobrar el subsidio por desempleo y tampoco les resta derecho a percibirlo en un futuro. Pero eso sí, tienen el compromiso de mantener el empleo durante al menos los seis meses posteriores a que termine el confinamiento, algo que se antoja complicado en la situación actual. De aprobarse finalmente esta ampliación de los ERTE, estas ventajas se mantendrían más tiempo en determinados sectores para evitar que quiebren las empresas.

No abusar de los ERTE

Eso sí, Yolanda Díaz advirtió de que los ERTE suponen mucho dinero público que sale de los impuestos de todos los ciudadanos, por lo que solo deben acudir a ellos «las empresas que lo necesiten», recalcó varias veces. «Hay empresas que pueden aguantar un poco más», apuntó, poniendo de ejemplo las que tienen beneficios, y de hecho dijo que algunas así lo están demostrando y están «comprometidas con esta crisis», como el caso de Inditex (que no lo citó hoy expresamente).

Por ello, avisó de que una vez pase la pandemia, desde los organismos van a estudiar los ERTE presentados «para ver si hay algún tipo de fraude».

Fuente: El Correo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Suscríbete a nuestro boletín de Noticias

Mantenenos tus datos en privados y solo los compartimos con los terceros que hacen posible este servicios. Lee nuestra política de privacidad.
Holler Box