Los contratistas públicos tendrán un año más para adaptarse a las nuevas condiciones de contratación

parados
Los parados de la crisis podrán recuperar dos años de cotizaciones
25 septiembre, 2019
tasas-bilbao
El Ayuntamiento aprueba una subida del 1,1% en las tasas de Bilbao en 2020
30 septiembre, 2019
Show all

Los contratistas públicos tendrán un año más para adaptarse a las nuevas condiciones de contratación

contratistas

La pasividad de los contratistas llevará al Ministerio de Hacienda a ampliar en un año el plazo para adaptarse a las nuevas condiciones de contratación con las Administraciones Públicas para los de obras con contratos que no superen cinco millones de euros y para los de servicios con contratas inferiores a 1,2 millones de euros.

Así, se establece en un proyecto de Real Decreto que se elabora en la actualidad por la vía de urgencia y que establece la fecha definitiva para poder licitar en el día 31 de diciembre de 2021.

Por el contrario, los contratistas que superen estas cantidades en sus contratos, deberán adaptarse a las nuevas condiciones antes del 1 de enero de 2020.

La razón de esta ampliación del plazo de adaptación se debe a que el pasado 30 de junio, Hacienda estimaba que había aún más de 3.000 contratistas de obras y más de 4.600 contratistas de servicios con una clasificación otorgada de acuerdo con la normativa que estaba vigente antes de la entrada en vigor del Real Decreto 773/2015, norma que regula la actualización de las condiciones para contratar.

Estas cifras vienen a representar en torno a un 53% y un 63% del número total de empresas clasificadas como contratistas de obras y de servicios, respectivamente.

De esta forma, la mayoría de las empresas no estaban clasificadas al concluir junio conforme al nuevo régimen establecido en ese Real Decreto y, por consiguiente, esta situación está dando lugar a un considerable incremento en el número de solicitudes de revisión de clasificaciones, pero, sobre todo, supone que sea previsible una extraordinaria acumulación de solicitudes en los últimos meses de 2019, como consecuencia de la ausencia de escalonamiento a lo largo del período transitorio transcurrido, que se inició en 2015.

En Hacienda se estima que serían casi 8.000 los expedientes que deberían revisarse a instancia de los interesados antes de la finalización de período transitorio, si se quiere evitar que el 1 de enero de 2020 pierdan vigencia y eficacia las clasificaciones otorgadas con fecha anterior a la entrada en vigor del Real Decreto 773/2015.

Esta norma reajusta los umbrales de las distintas categorías, que pasan a denominarse mediante números crecientes según sus respectivos umbrales.

Así, se parte de la categoría 1 para contratos de valor anual inferior a 150.000 euros y se llega hasta la categoría 6 para aquellos de valor anual igual o superior a cinco millones de euros.

Además, se reajusta el patrimonio neto mínimo exigible para el acceso de las empresas a cada categoría de clasificación, que se cuantifica en el 10% de la anualidad de los contratos a cuyo acceso habilita cada categoría, y en un millón de euros para acceder a la máxima categoría, que habilita a la adjudicación de contratos sin límite de importe.

Fuente: El Economista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com