Trump castiga a la mitad de las ventas agroalimentarias de España en EEUU

paternidad
El Gobierno vasco estudia ligar los permisos de paternidad a no tener empleada de hogar o guardería
3 octubre, 2019
alquiler-turístico
Los Registros de la Propiedad preparan servicios y un certificado para el alquiler turístico
8 octubre, 2019
Show all

Trump castiga a la mitad de las ventas agroalimentarias de España en EEUU

aranceles

La guerra arancelaria tiene un nuevo capítulo que en esta ocasión se ceba con España. Los aranceles que pondrá en marcha Estados Unidos en unas dos semanas sobre productos importados de la Unión Europea, tras recibir el visto bueno de la Organización Mundial del Comercio (OMC), perjudicarán a la mitad de las exportaciones agroalimentarias de nuestro país al mercado estadounidense, que en los últimos meses se había convertido en una de las tablas de salvación de las exportaciones patrias.

En total, las nuevas tasas que pondrá en marcha la Casa Blanca impactarán a unos 1.270 millones de euros en exportaciones españolas, de los que la amplia mayoría, unos 970 millones, son del sector agroalimentario. Esta cantidad supone el 47% de las exportaciones de alimentos españoles al mercado estadounidense, que en 2018 sumaron un volumen total de 2.032 millones.

Las empresas más afectadas serán las del aceite de oliva, cuyas ventas en el mercado estadounidense suman unos 400 millones, seguido del ámbito del vino, que ve peligrar unos 300 millones. Les siguen el de la aceituna (180 millones) y el del queso (87 millones). A estas cantidades hay que sumar el impacto que sufre España por las nuevas tasas a componentes del sector de la aviación civil, incluidos aviones, que suma unos 300 millones.

Impacto total

De esta manera, un 15% de las exportaciones españolas a EEUU (sumaron unos 8.076 millones el año pasado) se verán impactadas por la medida tomada por la administración de Donald Trump. Y todo ello en un momento de crecimiento de las ventas españolas en el mercado yanqui. Hasta julio, el aumento del número de operaciones era del 51,45%, lo que hizo que el valor de las exportaciones subiera un 11% respecto al mismo periodo del año anterior.

En total, los nuevos aranceles de Trump afectarán a productos europeos por valor de 6.900 millones, cantidad de la que una quinta parte es made in Spain. Todo ello en un momento delicado para la economía nacional, que se enfrenta a una inesperada tormenta perfecta. El propio Gobierno ya admite que la ralentización del crecimiento es más dura de lo que se había previsto y no se descarta que la previsión de PIB de este año (calculada en un 2,2%) se pueda rebajar.
A esto hay que sumar otros elementos a tener en cuenta, como el impacto en el turismo del cierre de Thomas Cook, la propia desaceleración de la economía europea, a la que España está expuesta, y el futuro impacto del Brexit en las cuentas nacionales.

De momento, EEUU tiene previsto reunirse con representantes de la OMC el próximo 14 de octubre con el objetivo de que estos aprueben la petición de Washington para activar los aranceles contra la UE.

Según señaló la Oficina del Representante Comercial (USTR, por sus siglas en inglés) se da por descontado que se ofrecerá dicha autorización automáticamente, algo que frenaría que Bruselas pueda tomar represalias, de acuerdo con la lógica de Washington refiriéndose a las reglas que rigen el organismo multilateral de comercio. No obstante, el embajador Robert Lighthizer, representante comercial de EEUU, indicó en un comunicado su intención de “entablar negociaciones con la UE para resolver este problema de una manera que beneficie a los trabajadores estadounidenses”.

Aún así, adelantó que los gravámenes relacionados con los subsidios a la compañía aeronáutica Airbus entrarán en vigor el próximo 18 de octubre.

En este sentido cabe destacar que el USTR recordó que pese a contar con la autoridad de imponer gravámenes de hasta el 100% a la lista de productos elegidos – que se lleva manejando desde abril, como ya contó elEconomista-, los mismos se limitarán al 10% para las aeronaves civiles y del 25% para productos agrícolas y otro tipo de bienes, que es la categoría en la que se verá especialmente perjudicada España.

La estrategia del carrusel

La administración Trump no solo tiene capacidad para elevar dichos gravámenes en cualquier momento, también puede aplicar lo que se conoce como “estrategia de carrusel”, que permite cambiar el catálogo de productos afectados por los aranceles. De esta manera, componentes aeroespaciales procedentes de Francia, Alemania, España y el Reino Unido, por valor aproximado de 3.187 millones, estarán sujetos a aranceles del 10% y otros bienes de capital por valor de 182 millones estarán sujetos a aranceles del 25%, principalmente maquinaria agrícola y de construcción.

Del mismo modo, alrededor de 2.914 millones de dólares en productos alimenticios estarán sujetos a gravámenes del 25%. “Esperábamos una tasa arancelaria más alta, sobre todo en lo que a aviones se refiere”, reconoce César Rojas, economista de Citi, quien hace hincapié en que todavía hay margen para una escalada de los aranceles.

A la espera del otro veredicto

Dicho esto es importante recordar que la OMC tiene todavía que dar a conocer su veredicto sobre un caso similar relacionado con EEUU y Boeing. Aunque dicha decisión no se espera hasta mediados del próximo año, Bruselas ya cuenta con una lista de productos estadounidenses por valor aproximado de 18.215 millones a los que atacar.

Al mismo tiempo, Washington y Bruselas deben avanzar en sus negociaciones comerciales en busca de un acuerdo comercial limitado. Sin embargo, existen puntos de conflicto más allá de la decisión de esta semana por parte de la OMC.

Entre ellos la insistencia de la administración Trump de incluir al sector agrícola como parte de las negociaciones, algo a lo que la Comisión Europea se opone.

El cuarto país más afectado por las tasas

A pesar del severo impacto que van a sufrir las exportaciones españolas, no van a ser las más perjudicadas por los nuevos aranceles que pondrá en marcha Washington. Ese honor se lo llevan, por este orden, Francia, Alemania y Reino Unido, que quedan especialmente penalizadas por la medida, al ser los países que más exportan material de aviación civil, que supone cerca de la mitad del valor de los productos afectados por los nuevos aranceles. “Este caso ha durado años, ¡una bonita victoria!”, sentenció Donald Trump en Twitter.

Fuente: El Economista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com